jueves, 17 de noviembre de 2016

Cambios, cambios, cambios



Sé que hace mucho no pasaba por aquí, pero no tienen idea del subibaja que ha sido mi vida últimamente, en especial en el terreno emocional. La buena noticia es que esto me ha hecho analizar mis libros desde una perspectiva diferente y he llegado a una decisión importantísima, probablemente la base para el éxito o fracaso de la saga: he decidido cambiar de protagonista.

Para aquellos que aún no sepan, la historia surgió originalmente como algo personal. Eran mis ideas y sueños sobre lo que pasaría si yo, Montse, iba a una escuela de magia. Cuando por fin me senté a escribir al respecto, seguí la misma dinámica: escribir sobre mí, sobre lo que sucedería si... Pero al final esto terminó limitando terriblemente a la protagonista.