jueves, 17 de noviembre de 2016

Cambios, cambios, cambios



Sé que hace mucho no pasaba por aquí, pero no tienen idea del subibaja que ha sido mi vida últimamente, en especial en el terreno emocional. La buena noticia es que esto me ha hecho analizar mis libros desde una perspectiva diferente y he llegado a una decisión importantísima, probablemente la base para el éxito o fracaso de la saga: he decidido cambiar de protagonista.

Para aquellos que aún no sepan, la historia surgió originalmente como algo personal. Eran mis ideas y sueños sobre lo que pasaría si yo, Montse, iba a una escuela de magia. Cuando por fin me senté a escribir al respecto, seguí la misma dinámica: escribir sobre mí, sobre lo que sucedería si... Pero al final esto terminó limitando terriblemente a la protagonista.



Por un lado, yo fui creciendo. Mi vida, mis experiencias, mi madurez, mis expectativas se volvieron diametralmente distintas a las de Montse como personaje. Aunque en muchos aspectos esto me dio una visión fresca que me permitió analizar la situación desde lejos, en muchos otros se volvió algo confuso y complicado, pues yo (como escritora) deseaba que pasara algo con lo que el personaje no estaba funcionando.

Eso me lleva a la siguiente cuestión: Montse, como personaje, no estaba definido. Era una mezcla de lo que yo era, lo que quería que Montse fuera y lo que tenía que ser por la historia. Para cuando Montse empezó a tomar su propio camino y personalidad, mis amigos lectores seguían leyéndome a mí, lo que impedía que entendieran al personaje como tal. Ellos me veían a mí, no a la "Montse" que estaba viviendo esas aventuras.

Un día decidí hacer la prueba y cambiar el nombre del personaje. Ver qué pasaba si lo deslindaba de "mí". El cambio fue impresionante. Con sólo ver otro nombre en pantalla, pude darme cuenta de su verdadera personalidad, de los puntos donde estaba errando y forzándola a actuar sin mantener su carácter... Fue revelador y gratificante. Fue glorioso.

Ahora ando en el proceso de reescribir los 4 libros otra vez desde la perspectiva de nuestra nueva protagonista: Alexandra, o como le dicen sus amigos: Alexa.

Espero que este cambio al final les guste a ustedes tanto como a mí y que puedan identificarse mucho mejor con ella.

Un abrazo,



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por comentar, un abrazo :)